Novio: Pero no te vayas a tatuar chorradas... - Tres Ubres Dobles