—Oye. ¿Te vienes al bar? —No puedo. Tengo que ir a la playa a hacer fotos a mi ordenador. - Tres Ubres Dobles