Pero dejarle ya el p*to bimbo al gato, por dios - Tres Ubres Dobles