Qué difícil es que entre, siempre se va para un lado - Tres Ubres Dobles