Si los padres no se ocupan de sus hijos, el establecimiento pues pone unas normas. Me parece bien.

El restaurante O Fragón de Fisterra, en la Costa da Morte gallega, puede presumir de ser reconocido por las guías Michelín y Repsol por su impresionante cocina gallega y de mercado con unas vistas impresionantes.

Sin embargo, a pesar de su buena reputación, el restaurante se ha visto inmerso recientemente en una polémica tras la indignación de un padre con los estrictos requisitos del local: los menores de 12 años deben permanecer sentados toda la comida.

Normas. «Los niños menores de 12 años tienen que permanecer en la mesa acompañados de sus padres en todo momento, si no es así, deberías replantearte la reserva», señalan el restaurante en el apartado de reservas en su web. Una norma que no le ha sentado nada bien al usuario de Twitter que no ha dudado en exponer su queja en redes.

Polémica. “Tengo dos pequeños. Fui a hacer una reserva en un conocido restaurante de la Costa da Morte. Leo en la web: ‘Los niños menores de 12 años deben permanecer sentados durante toda la comida; si viene con niños por favor llame antes de reservar’. Dígame, ¿Disuasorio, intimidatorio o discriminatorio?», señala el padre en un tuit que rápidamente se ha hecho viral.

Top comentarios. En cuestión de días, el tuit acumula miles de visitas y todo tipo de comentarios: “Tú has querido tomártelo de esa manera, pero a mi ver es por seguridad, de los niños y de los de alrededor. Y efectivamente, ellos explican que tienen una gran cristalera y que ya ha habido niños accidentados”, “Los clientes y trabajadores no tenemos que aguantar a los niños de los demás. Si no te gusta que les prohíban correr y gritar en el local, llevátelos de picnic”, “Me parece perfecto por parte del hostelero que pretenda dar un buen servicio al resto de comensales y no tengan que aguantar la poca educación de muchos padres y madres que se despreocupan de sus hijos, y no solo en los restaurantes”, “Estoy totalmente de acuerdo con el hostelero si los niños no están educados, no los lleves a comer fuera de casa, los demás no tenemos que aguantar a niños correteando y gritando entre las mesas. Si no sabes, mantenerlos tranquilos, pides la comida para llevar y te marchas” o “Lo cual me parece estupendo, yo no tengo niños por decisión propia, y tampoco tengo por qué aguantar a los de nadie. Por otro lado hay padres que piensan que los camareros o trabajadores de negocios varios, están allí para ‘cuidar’ de sus hijos. El que tenga hacienda…”, han sido algunas de las reacciones más populares por parte de los usuarios. | @lavanguardia

Deja una respuesta