Todas las películas de catástrofes empiezan con el Gobierno ignorando a los científicos - Tres Ubres Dobles