Una prisión de alta seguridad en Storstrøm, Dinamarca

Las celdas se agrupan en unidades que comprenden de cuatro a siete celdas, ubicadas alrededor de un centro social. Las unidades tienen acceso a una sala de estar y una cocina compartida, donde los presos preparan sus propias comidas. Las salas de estar están decoradas en colores que son menos institucionales, al igual que el arte estructuralmente integrado y los trabajos artísticos, que pueden encontrarse a través de ella y que son especialmente para la prisión.

La luz del día es importante para el bienestar de las personas y cada celda tiene luz natural desde dos ventanas, desde donde los internos tienen vistas del paisaje circundante y del cielo. La actividad física también es importante para el bienestar social mental de los reclusos, y tanto en el interior como en el exterior, hay oportunidades para el deporte, los juegos y el ejercicio físico.

@plataformaarquitectura

2.000 Views

Deja una respuesta