Tres detenidos por la caída del teleférico en Italia. Una gran tragedia, y una pena inmensa por el niño, el único superviviente del accidente.

Tres personas fueron arrestadas esta madrugada por la caída de una cabina del teleférico que conecta las localidades de Stresa y Mottarone, en la región de Piamonte, al norte de Italia, y que causó 14 muertos, por estar al corriente de que uno de los frenos de emergencia había sido desactivados a propósito para solventar una anomalía.

Tras varias horas de interrogatorio, se ordenaron las detenciones de Luigi Nerini, de 56 años y propietario de la empresa Ferrovie del Mottarone que gestiona el teleférico, así como del director y el jefe de Operaciones del teleférico, acusados de homicidio múltiple doloso, desastre por negligencia y eliminación de herramientas para evitar accidentes de trabajo, informaron los medios.

La fiscal jefe de Verbania, Olimpia Bossi, que conduce las investigaciones, afirmó a la salida del cuartel donde se realizaron los interrogatorios que «los tres detenidos habían estado al tanto del fallo en el sistema de frenos de seguridad durante semanas».

Ya desde las primeras inspecciones, el sistema de frenos parecía alterado, ya que se había manipulado una horquilla en uno de los frenos de emergencia para desactivarlo porque estaba dando problemas y producía el bloqueo continuo del teleférico.

Por eso, el pasado domingo, cuando se rompió el cable de acero de la cabina accidentada, el sistema de frenos no funcionó.

Bossi explicó que la horquilla que mantiene a distancia las zapatas de freno y que debe bloquear el cable de soporte en caso de rotura no se había retirado para «evitar interrupciones y bloqueos del teleférico», pues «el sistema presentaba anomalías y habría necesitado una intervención más radical, con un parón prolongado de la actividad del teleférico», por lo que decidieron no arreglarlo.

Las investigaciones continuarán hoy con pericias técnicas en el lugar de los hechos, mientras que, por el momento, no hay más personas investigadas.

El consejero de Transportes de la región de Piamonte, Marco Gabusi, reconstruyó el accidente al explicar que existen dos sistemas de frenado si se rompe el cable, pero no funcionaron, y la cabina, que estaba a cinco metros de llegar a la estación, terminó deslizándose a más de 100 kilómetros por hora y después voló más de 54 metros estampándose contra el suelo y rodando otra decena de metros.

Mientras, se sigue con atención el estado de salud del niño de cinco años Eitan Biran, el único superviviente del accidente en el que murieron sus padres, su hermano y dos de sus bisabuelos, que este martes comenzó a despertar del coma inducido y a responder de forma «positiva», aunque su situación sigue siendo «crítica». | @elconfidencial

[AQUÍ] la noticia.

Mientras tanto en Murcia: pillado por un radar a 253 km/h vuelve para comprobar si era un radar

Surrealista es quedarse muy corto. El conductor de un coche deportivo de alta gama fue sorprendido el pasado domingo por un radar de la Guardia Civil cuando circulaba a ¡253 km/h! por una autovía en Murcia. Sin embargo, el irresponsable conductor no debía de tener mucha prisa, porque no se le ocurrió otra cosa que dar la vuelta y regresar al mismo lugar donde había visto un resplandor por el espejo retrovisor. Quería comprobar si el destello de luz provenía de algún radar para quedarse más tranquilo o empezar a preocuparse. | @marca

¿Pero de verdad en los coles dejan que esta gente de «charlas»?

[Ver en Twitter]

Encima se ENFADA porque unos no quieran escuchar su caca xdxd

El «monólogo» [minuto 10:05]

@SynthWave!