Y más o menos así es como se pide un café en Starbucks alguien que tiene los dos brazos amputados - Tres Ubres Dobles