Mientras tanto en Murcia… [y eso que no se le ven los pies xdxd “if you know what i mean”]

Ya había acudido hasta en tres ocasiones a la galería Two Art, pero sin llegar a entrar. Se limitaba a observar fijamente una escultura hiperrealista que hay expuesta frente al ventanal delantero del local. Como si se hubiera enamorado de la chica tallada con vestido negro y de rodillas, que pertenece a una colección del artista Marc Sijan, el hombre no le quitaba ojo durante un buen rato.

Sin embargo esta mañana, la visita a la joven del expositor ha ido más allá. Las cámaras de la galería han captado al hombre, que llevaba ya varios minutos frente al cristal, masturbándose mientras miraba la escultura.

El individuo llevaba una sudadera atada a la cintura de modo que tapaba a simple vista lo que estaba haciendo, no obstante a través de las cámaras han podido comprobar que no se trataba de una simple visita para apreciar el realismo de la figura, sino que el hombre estaba dando rienda suelta a sus fantasías con la mujer en mitad de la calle, en plena calle Acisclo Díaz. | @laopiniondemurcia

400 Views