Caja de pizza con un esmoquin, no se puede pedir más - Tres Ubres Dobles