Desde luego en España sabemos cómo mantener la calma ante situaciones delicadas - Tres Ubres Dobles