El momento en el que un ladrón destroza una tienda en Rusia - Tres Ubres Dobles