El viejo truco de hacerse el muerto para que no te quemen... - Tres Ubres Dobles