¿En qué momento decides comerte un Nokia?

Un hombre de 33 años de Kosovo tuvo que ser operado de urgencia tras tragarse un teléfono móvil Nokia 3310. La intervención fue inmediata ante el riesgo de que los ácidos del estómago diluyeran la batería del aparato poniendo en riesgo su vida. Los médicos separaron el teléfono en tres piezas que extrajeron a través de una endoscopia, sin necesidad de abrir el estómago.

El cirujano jefe que lideró la operación, Skender Teljaku, ha compartido en Facebook las imágenes del teléfono tras haber sido extraído del cuerpo del hombre, así como radiografías en las que se apreciaba el móvil dentro del estómago. De acuerdo a las declaraciones recogidas por el diario ‘Metro’, el cirujano explicó que el hombre acudió al hospital por su propio pie y que la intervención transcurrió sin problemas. | @lavozdigital

 

150 Views

Deja una respuesta