Web
Analytics Made Easy - StatCounter

Esta jarra de cristal lleva cerrada 12 años. En su interior ha evolucionado un fascinante ecosistema

Entre 2007 y 2008 un niño llenó una jarra con tierra y piedras y añadió un puñado de insectos, probablemente como parte de sus actividades escolares. La jarra ha permanecido 12 años cerrada. Lo que hay dentro ahora es un mundo en miniatura con sus propias especies de plantas y animales en perfecto equilibrio.

En el interior hay una variedad de organismos que han persistido dentro del ecosistema cerrado durante generaciones. Originalmente, este terrario albergaba muchas más especies de plantas e isópodos. Sin embargo, a medida que pasaron los años, la biodiversidad se perdió a medida que el nuevo ecosistema se equilibraba.

Actualmente, el ecosistema está experimentando ciclos. A medida que aumentó la población de plantas, también lo hicieron los isópodos. Esto causó que la población de plantas disminuyera. Me imagino que las poblaciones de ciempiés pueden aumentar en el futuro dando a las plantas la oportunidad de recuperarse.

Es casi como si hubiera dos mundos separados dentro de la misma jarra de cristal. Las algas subterráneas crean un hábitat único que no podría existir en la naturaleza debido al hecho de que el vidrio aseguraba que la luz puedallegar bajo tierra. Esto permitió que florecieran algas, musgos y hongos, junto con cualquiera de los invertebrados más pequeños que vivían entre ellos.

Los isópodos adultos parecen habitar la superficie y rara vez se aventuran bajo tierra. Creo que esto se debe a la dureza del sustrato de arcilla y roca. Sin embargo, sus crías sí parecen aventurarse bajo tierra, probablemente usando túneles dejados por las lombrices de tierra hace muchos años.

@gizmodo

600 Views