Por fin, no sé cómo he aguantado tantos años viviendo con un Rey negro pintado... - Tres Ubres Dobles