Web
Analytics Made Easy - StatCounter

excavadora

De ninguna manera le justifico, pero cómo de desesperada tiene que estar la peña, igual era su única forma de alimentar a sus hijos o a saber… porque para hacer algo así… tela como de jodido tienes que estar (o turbo loco)

Los Mossos d’Esquadra han detenido en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) a un hombre que colocó presuntamente un artefacto explosivo en el motor de una excavadora de la empresa que lo despidió y que había programado para hacerlo estallar cuando estuviera siendo usada por los trabajadores. Está acusado de los presuntos delitos de homicidio en grado de tentativa, de tenencia ilícita de artefacto incendiario y de daños en grado de tentativa.

Según han informado los Mossos, el hombre, de 45 años, nacionalidad española y vecino de L’Hospitalet, fue detenido el pasado 4 de mayo y tras pasar a disposición judicial ingresó en prisión por orden del juzgado de guardia de Rubí (Barcelona). El pasado 10 de marzo, agentes de la comisaría de Rubí recibieron a las 08.00 horas el aviso de que había un artefacto explosivo dentro del motor de una excavadora utilizada en una obra en la población de Castellbisbal.

Al lugar acudieron los especialistas del grupo de TEDAX-NRBQ de los Mossos, quienes desactivaron el artefacto y procedieron a su recogida sin que llegara a detonar. El aparato era de construcción casera pero muy elaborado y consistía en una garrafa llena de gasolina de la que salía un cableado que conectaba con una placa electrónica, que era programable y se alimentaba con pilas.

El artefacto había sido programado para activarse a las 09.15 horas, momento en que los operarios estarían utilizando la excavadora para los trabajos de la obra. Los agentes de la Comisaría General de Información iniciaron una investigación para determinar la autoría de los hechos y, junto a agentes de la División de Policía Científica y TEDAX-NRBQ, relacionaron este artefacto con un hombre que había trabajado para la empresa poco tiempo antes y que fue despedido. | @lainformacion

200 Views

Buenas noticias para el obrero que destruyó con una excavadora parte del vestíbulo, para ser más exactos- de un hotel de Liverpool.

Al parecer, según los medios locales que se hicieron eco de los testigos en el lugar de los hechos, el trabajador, que había ayudado a levantar el hotel durante semanas, reclamaba a su manera parte de su salario, que no había cobrado. Es decir, unos 680 euros.

Por eso, según informa Daily Record, Jack Wellon, un ciudadano inglés, creó una cuenta en la plataforma GoFundMe para recolectar esos casi 700 euros que reclamaba el trabajador. Lo que no pensaba es que en pocos días esa cifra se superó con creces, llegando a los 7.000 euros

Aquí el [VÍDEO]

@20minutos

0 Views