heces

Aquí os dejo un artículo para que aprendáis a analizar vuestras heces fecales (color y consistencia)

Consistencia: la Escala de Bristol

La descripción del aspecto de cada modalidad a simple vista es la siguiente:

Tipo 1: Fragmentos duros y separados, tipo nueces, difíciles de evacuar.

Tipo 2: Forma de salchicha, compuesta de fragmentos visibles.

Tipo 3: Forma de salchicha o morcilla, con grietas en su superficie.

Tipo 4: Forma de salchicha o serpiente, suave y lisa.

Tipo 5: Trozos de masa pastosa, de bordes bien definidos y fáciles de evacuar.

Tipo 6: Fragmentos blandos y esponjosos, con bordes irregulares y consistencia blanda o pastosa.

Tipo 7: Heces acuosas, sin fragmentos sólidos, totalmente líquidas.

Color: más allá del marrón

Nuestra misión es compartir el conocimiento y enriquecer el debate.

Sin embargo, el consumo de algunos alimentos y fármacos, así como ciertos procesos patológicos, pueden variar su «paleta» cromática. Hagamos una guía tipo Pantone que nos ayude a interpretar el color de nuestras deposiciones:

Verde: Espinacas, brécol y otros alimentos ricos en clorofila pueden provocar una coloración verdosa. Pero también la Salmonella, una bacteria de la que seguro ha oído hablar y que puede producir cuadros de gastroenteritis. ¿Entonces? Si se encuentra bien y ha comido espinacas, no debe preocuparse. De no ser así, y si además sufre diarrea, náuseas, vómitos o fiebre, sospeche y busque atención sanitaria.

Naranja: Alimentos ricos en betacarotenos como la zanahoria o la calabaza pueden teñir las heces de este color. También lo hacen la rifampicina –un fármaco muy utilizado para el tratamiento de infecciones micobacterianas como la tuberculosis– y algunos antiácidos.

Amarillo: Sugiere la presencia de una cantidad excesiva de grasa en los excrementos, lo que puede deberse a problemas de absorción intestinal (como en la enfermedad celíaca y el SIBO) o a un déficit de enzimas pancreáticas o de bilis. Si hay exceso de grasa, las deposiciones también brillarán y flotarán.

Blanco: Las deposiciones blanquecinas, pálidas o grisáceas avisan de alteración hepática o de la vesícula biliar.

Rojo: Puede explicarse por pequeños restos de alimentos sin digerir, como la piel del tomate o el pimiento rojo, pero también por la presencia de sangre en heces. Pequeñas hebras rojas en la superficie suelen ser indicio de hemorroides o fisuras. Si la sangre está mezclada con las deposiciones, debemos pensar en procesos inflamatorios intestinales o en la presencia de pólipos o tumores.

Negro: Aunque parezca extraño, también puede deberse a la presencia de sangre. En este caso, corresponde a restos de un sangrado en los tramos altos del tubo digestivo: al ser «digerida» en su tránsito, la sangre adquiere un color oscuro cercano al negro. Estas heces, que clínicamente llamamos «melenas», suelen desprender un olor muy fuerte y quedarse muy adheridas al WC. Otras causas de heces negras pueden ser el consumo de fármacos como el hierro o de alimentos como la tinta de calamar, la remolacha o los arándanos.

@abc

What a time to be alive

Se trata de un mini bolso de asas y cierre con cremallera para introducir dentro las bolsas (también incluidas) con las que se recogen las cacas de los perros.

Santiago Chávez, un famoso tiktoker peruano, ha sido la persona encargada de viralizar este complemento de lujo. El joven estaba en la tienda de Louis Vuitton y aprovechó para preguntar por el producto.

[TIKTOK]

Pues vaya mierda

46 representaciones de diosas egipcias se encontraron en un mural completamente cubierto de estiércol de pájaros en un mítico templo antiguo.

En la Riviera occidental del Nilo, durante la Antigüedad, los egipcios erigieron Esna: la ciudad que fungió como un centro de poder en el Alto Egipto. Mientras estuvieron en funciones, los edificios públicos y templos se decoraron con murales vistosos, dedicados a dioses del panteón sagrado. Con el paso del tiempo, los antiguos centros ceremoniales se recubrieron de arena, polvo —y heces de animales. | @ngenespanol

Los mejores chollos en Chollometro