Un alce casi atropella al esquiador - Tres Ubres Dobles