¿Bien no?

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) ha dictado una llamativa sentencia por la que obliga a unos padres separados a residir en el mismo municipio después de que la madre decidiese ‘motu proprio’ trasladarse con los tres hijos de la extinta pareja a un municipio cercano. La mujer adoptó su decisión sin comunicarla ni consensuarla con la otra parte y escolarizó a los menores en un nuevo centro educativo. | @elconfidencial

250 Views