Conserva de hace 50 años de lengua de buey, ¿hay hambre? - Tres Ubres Dobles