Mereció la «PENA»

«Os gusta mucho a los jueces el teatro y la farsa, esa teatralidad estudiada. Vuestros disfraces de togas negras, la forma de situaros en el tribunal por encima del acusado y testigos, el juez en el centro que se cree con el poder de retirar la palabra a su antojo a su voluntad y se sitúa en el trono de Dios todo poderoso, detrás de su máscara, su toga las tablas de Moisés y un traficante de armas Borbón al que juran lealtad», narró en la misiva el condenado. Además, añadió que la magistrada, a su entender, violaba sistemáticamente «los derechos humanos por lo que el reino feudal pudridero de las Españas ha sido condenado por el Tribunal Internacional de Derechos Humanos. Eso te jode muchísimo y te deja en pelotas, como un ser miserable y criminal cómplice de criminales corruptos, mafiosos ladrones a los que tapas, encubres, justificas y aplaudes cada vez que tienes oportunidad». | @canarias7

100 Views