Así se veía a los homosexuales hace 100 años, en 9 recortes de prensa - Tres Ubres Dobles

Así se veía a los homosexuales hace 100 años, en 9 recortes de prensa

Los invertidos y los pervertidos (1908)

Comenzamos con este recorte de 1908 publicado en la revista de medicina Revista de especialidades médicas. Se trata de la investigación de un tal doctor Crocq que distinguía dos tipos de homosexuales: por un lado, los invertidos u anormales, que tienen “horror a la mujer”, y por otro, los depravados o pervertidos, que en realidad son heterosexuales, no rechazan a la mujer, pero se dan al vicio. Lo que hoy llaman a veces heteroflexible. Y por eso cuando se van con hombres buscan, según el doctor, a los más afeminados.

Lo bueno de la teoría de Crocq es que también vale para las lesbianas. Entre las mujeres homosexuales distingue entre invertidas verdaderas (digamos, bolleras pata negra) y las viciosas. Las que lo hacen por fastidiar, vamos.

La culpa es de los padres (1928)

Estamos en 1928, y en el diario La Libertad, de nuevo tenemos a un doctor hablando de homosexualidad. No es extraño: en esta época el movimiento gay no existía, y la homosexualidad se trataba como la enfermedad que se creía que era.

En este recorte, un doctor nos comenta las causas de que haya gente que pierda más aceite que la furgoneta de Locomía. Al parecer hay dos “momentos decisivos”: uno sobre los cinco años, cuando el niño empieza a buscar placer fuera de su cuerpo y desarrolla el complejo de Edipo (ellos) o el de Electra (ellas). Y claro, si el niño se cría en una casa en la que la mujer hace tareas masculinas(y en los años 20 esas podían ser cosas como trabajar, fumar o pensar por sí misma) pues se lía y se vuelve gay.

La segunda fase es en la adolescencia: una educación equivocada puede hacer que el niño desarrolle sus “cualidades femeninas”, y de ahí a acabar comprando entradas para el próximo concierto de Mónica Naranjo solo hay un paso.

Nazis gays (1934)

En 1934, Hitler se convierte en presidente de Alemania y el diario Heraldo de Madrid publicaba un amplio reportaje sobre los “hechos repugnantes” del partido nazi, entre los que se encontraba un oficial llamado Heinz que había sido encontrado en la cama con otro hombre.

Más recortes en la fuente del artículo: Lacabezallena

100 Views

Relacionados