Web
Analytics Made Easy - StatCounter

Éstas son las 10 peores playas de España

Playa Rec del Molí (L’Escala, Gerona)

La calidad del agua de la playa Rec del Molí es “insuficiente” desde 2016, según la AEMA. Pero este no es el único dato negativo de esta orilla del mar Mediterráneo. Si acudimos a Náyade podemos observar que en los últimos años el baño ha estado prohibido en repetidas ocasiones.

Además, el Informe Banderas Negras 2019 hace mención expresa a esta playa. Por ello, este arenal se alza con uno de los temidos galardones que otorga este periódico como Peor Playa de España de 2019.

Playa de A Virxen do Camiño (Muros, A Coruña)

En Muros (A Coruña) el santuario, el barrio marinero y la playa de A Virxen do Camiño forman un todo indisoluble. En el interior del templo gótico del siglo XVI se pueden contemplar las ofrendas que los pescadores y navegantes realizan para encomendarse a la divina protección antes de echarse a la mar. Cruzando el dintel, la ensenada de Muros se abre invitando a la contemplación. Pero no al baño.

La calidad del agua de la playa de A Virxen do Camiño es insuficiente desde el año 2014 hasta los últimos registros públicos de la AEMA. El arenal coruñés hizo méritos para ser nombrado por este periódico como la Peor Playa de 2018 y este año se mantiene en este decálogo.

Playa Bañugues (Gozón, Asturias)

A pesar de estar en el mar Cantábrico, la playa de Bañugues (en el concejo asturiano de Gozón) tiene muy poco oleaje. Esto, unido a su longitud de 130 metros, recuerda más al Mediterráneo que a la costa del norte español.

El arenal asturiano presenta una calidad del agua “insuficiente” para el baño desde 2017 hasta las últimos registros de la AEMA. Los máximos de contaminación registrados por Náyade fueron recogidos en septiembre de 2017 con 24.196 unidades formadoras de colonias (UFC) por cada 100 mililitros de agua de E. coli y 960 UFC/100 ml de Enterococo. En los últimos años estas bacterias han disminuido considerablemente, según los registros, pero siguen estando presentes en el último muestreo.

Playa de Lires (Cee, Galicia)

La playa de Lires lleva desde el año 2017 apareciendo en nuestro listado de las peores playas. Y este verano vuelve a ser una mala opción para bañarse. De hecho, desde 2014 la AEMA señala que la calidad de sus aguas es “insuficiente”.

Eso no quita para que esta playa de la Costa da Morte situada en el pueblo de Lires, en el término municipal de Cee, sea de una gran belleza paisajística. Con forma de concha, en ella desemboca el río Castro y a su lado pasa el Camino de Santiago que une Fisterre y Mugía.

Playa Cala De Egos (Santanyí, Baleares)

Esta playa se encuentra muy cerca de la localidad turística de Santanyí, por lo que la belleza del lugar se combina con todos los servicios vacacionales necesarios.

A pesar de esta descripción tan agradable, desde el año 2015 la calidad de sus aguas es “insuficiente”, según la AEMA. En agosto del año pasado registró 319 UFC/100 ml de E. coli y 63 UFC/100 ml de Enterococo.

Muelle Chico (Corralejo, Fuerteventura)

La playa del muelle Chico de Corralejo aparece en el informe Banderas Negras por la contaminación de sus aguas. En este arenal de un pueblo de pescadores cuelga un cartel de prohibido el baño por aguas fecales. Después de años de “convertir este bello lugar en un centro turístico masificado” en la zona norte de la isla de Fuerteventura, “las autoridades siguen sin aplicar a rajatabla la depuración de aguas y los pozos negros siguen vigentes”, según el documento.

Los ecologistas señalan que, “año tras año, la chapucería en la política local en relación a estas infraestructuras es la norma“. Además predicen que el problema “se incrementará en la bahía si continúan adelante con el proyecto de ampliación del Muelle de Corralejo, que frenará aún más la posibilidad de limpieza de las playas del pueblo al frenar la entrada de las corrientes”.

Playa de Luarca (Valdés, Asturias)

No debemos dejarnos engañar por el bello paisaje que baña estas aguas del Cantábrico. La realidad es que la calidad del agua de la playa de Luarca (en el concejo asturiano de Valdés) lleva siendo “insuficiente” desde 2014, según los datos de la AEMA.

Este arenal ya fue penalizado por Ecologistas en Acción en su informe Banderas Negras de 2018 debido a los elevados índices de bacterias, que recuerdan, “no se encuentran de forma natural en el agua de mar, por lo que su presencia es indicador de algún tipo de origen humano”.

Playa de Azucenas (Motril, Granada)

La playa de Azucenas aparece en el informe de Ecologistas en Acción por los vertidos sin depurar que llegan a sus costas. De hecho, la organización señala que en Granada “poco ha cambiado la cosa” desde el anterior informe de 2018. “Solo hay tres depuradoras en la costa que, según datos de la junta de Andalucía, depuran correctamente; el resto de las poblaciones vierten directamente al mar”.

Además, el texto señala que se siguen recibiendo vertidos de aguas residuales por la Rambla de los Álamos, que es usado por los responsables de la depuradora “como aliviadero cuando les conviene”. Igualmente, los temporales van descubriendo las toneladas de escombros y basuras que estaban camufladas bajo la arena, según los ecologistas.

Playa de Cubelles (Barcelona)

Esta playa catalana es una de las señaladas en el informe Banderas Negras de este año por una mala gestión de la red de alcantarillado del municipio de Cubelles. Esto supone que, en episodios de lluvia, gran parte de las aguas de escorrentía se evacuan por las mismas conducciones que transportan las aguas residuales. La red es desde hace varios años incapaz de conducir este volumen de agua, colapsa y se producen desbordamientos en diferentes puntos de la misma.

Además, los ecologistas denuncian que Cubelles dispone de un Plan Director de Alcantarillado de 2010 que todavía no se ha ejecutado. Este plan se basa en un amplio conjunto de inversiones, la mayor parte de ellas orientadas en la construcción de nuevos ejes de recogida de aguas pluviales que permitan separarlas de las fecales.

Playa de la Pineda (Vilaseca, Tarragona)

La playa de la Pineda, que se encuentra Vilaseca (Tarragona), aparece en el informe de Ecologistas en Acción por los vertidos químicos industriales que llegan a sus aguas.

Al estar en contacto directo con la zona de descarga de mercancías de barcos, “acumula una inmensa cantidad de residuos altamente contaminantes para el medio ambiente”, según el documento. De forma aleatoria, se van produciendo vertidos en mayor o menor cantidad, siendo algunas veces de tal magnitud que se reciben diversas denuncias por parte de los ciudadanos de la localidad, informando que la playa está llena de “bolitas blancas”.

@elespañol

Extra:

@20minutos

0 Views

Relacionados

Mientras tanto en Valencia nano…

Doscientas personas marcharon en Valencia con antorchas y simbologia nazi. La policía los escoltaba.Se les dio permiso para tal cosa y era legal. En cuarenta años no les ha interesado legislar para prohibir la apología del odio al diferente.Por algo será pic.twitter.com/BIhyike3wM — Vivas (@SoniaVivasRive3) November 21, 2019 [Ver en Twitter]