Estados Unidos, un paraíso - Tres Ubres Dobles